Una temporada para silbar

Una temporada para silbar
Una temporada para silbar
“No cocina, pero tampoco muerde”. Así comienza el anuncio en el que Rose Llewellyn, una viuda de “buenas costumbres y disposición excepcional”, se ofrece en el otoño de 1909 como ama de llaves; la frase capta de inmediato la atención de Oliver Milliron, un viudo con tres hijos y poca maña en las tareas domésticas, que la contrata para poner un poco de orden en su casa de Marias Coulee, Montana.
Y así comienza también la inolvidable temporada que Rose y su hermano Morris, un dandi sabelotodo, pasarán en este pueblo de granjeros. Cuando la maestra local se escapa con un predicador, Morris se verá obligado a aceptar su puesto; sus particulares métodos de enseñanza marcarán para siempre a los jóvenes alumnos de la escuela rural. Ni ellos ni la familia Milliron ni el pueblo de Marias Coulee volverán a ser los mismos tras la llegada de Rose y Morris.
Ivan Doig está considerado como uno de los mejores cronistas contemporáneos del Oeste americano, alumno aventajado de autores como Wallace Stegner o Norman Maclean. Una temporada para silbar es una de sus mejores novelas, fruto de su particular manera de entender la vida y la imponente naturaleza de Montana.
«Yo no había encontrado un personaje de un maestro tan emotivo y tan entrañable desde El club de los poetas muertos. (...) Una bellísima novela.»Marta Rivera de la Cruz, La linterna
«Doig es, en el mejor sentido, un novelista clásico: te sientes como si estuvieras en manos de un experto absoluto del arte de narrar, a la manera de Walter Scott o del primer Dickens. El paisaje y los personajes cobran vida, la prosa es impecable, y como los maestros citados, Doig dota a cada escena y a su historia de una profunda sabiduría emocional.»O, The Ophra Magazine
«Una historia memorable, ambientada a principios de siglo, pero contemporánea en sus temas y universal en su percepción del corazón humano.»The Seattle Times
“No cocina, pero tampoco muerde”. Así comienza el anuncio en el que Rose Llewellyn, una viuda de “buenas costumbres y disposición excepcional”, se ofrece en el otoño de 1909 como ama de llaves; la frase capta de inmediato la atención de Oliver Milliron, un viudo con tres hijos y poca maña en las tareas domésticas, que la contrata para poner un poco de orden en su casa de Marias Coulee, Montana.
Y así comienza también la inolvidable temporada que Rose y su hermano Morris, un dandi sabelotodo, pasarán en este pueblo de granjeros. Cuando la maestra local se escapa con un predicador, Morris se verá obligado a aceptar su puesto; sus particulares métodos de enseñanza marcarán para siempre a los jóvenes alumnos de la escuela rural. Ni ellos ni la familia Milliron ni el pueblo de Marias Coulee volverán a ser los mismos tras la llegada de Rose y Morris.
Ivan Doig está considerado como uno de los mejores cronistas contemporáneos del Oeste americano, alumno aventajado de autores como Wallace Stegner o Norman Maclean. Una temporada para silbar es una de sus mejores novelas, fruto de su particular manera de entender la vida y la imponente naturaleza de Montana.
«Yo no había encontrado un personaje de un maestro tan emotivo y tan entrañable desde El club de los poetas muertos. (...) Una bellísima novela.»Marta Rivera de la Cruz, La linterna
«Doig es, en el mejor sentido, un novelista clásico: te sientes como si estuvieras en manos de un experto absoluto del arte de narrar, a la manera de Walter Scott o del primer Dickens. El paisaje y los personajes cobran vida, la prosa es impecable, y como los maestros citados, Doig dota a cada escena y a su historia de una profunda sabiduría emocional.»O, The Ophra Magazine
«Una historia memorable, ambientada a principios de siglo, pero contemporánea en sus temas y universal en su percepción del corazón humano.»The Seattle Times

21.95€

Disponible
Añadir a la cesta
EAN: 9788492663422
Edición: 2011
Nº Páginas: 360